Evolución de las mediciones

Medir-con-los-dedos-Smart-Fingers-480x309.jpg

Smart Finger

Como es de saberse desde los tiempos antiguos las partes del cuerpo humano solían utilizarse como unidades estándar para las mediciones, de ahí la medida “un pie”. Ahora comúnmente utilizamos el sistema métrico, sin embargo, al no disponer de los actuales aparatos de medición nuestros instintos básicos nos motivan a utilizar nuestras manos como unidad de medida, ya sea un dedo, un espacio equivalente a dos dedos o la longitud de un brazo, con la falta de precisión que ello conlleva. Por esta razón y para poder cerrar la brecha entre la precisión digital y las aproximaciones humanas se inventó el Smart Finger, que se conforma de 2 capuchones con interior de silicona para adaptarse a los diferentes tamaños de los dedos humanos, por lo cual uno de los capuchones se coloca en el dedo pulgar y el otro en el dedo índice.

Funciona mediante la emisión de señales transmitidas entre los dos puntos del dedo para poder calcular la distancia, la cual se calcula sobre la base del tiempo en que se toma la señal para transmitir desde la punta de un dedo al otro.

La distancia medida se muestra en una pequeña pantalla digital, así como da la posibilidad de mostrar el resultando en diferentes unidades de medida, para registrar y almacenar la medición, así como calcular el volumen y el área.






Erick Méndez