El robot origami de la NASA

NASA-puffer-robot-designboom-03-21-2017-818-004-818x520.jpg

Puffer, el nuevo explorador espacial de la NASA. Su estructura está influenciada en los origamis, se dobla y se expande para permitir que el robot pueda continuar con su recorrido por espacios reducidos o de difícil acceso. El diseño liviano del robot le permite aplastarse completamente, introducir sus ruedas y moverse en las esquinas donde otros robots más robustos no tienen la capacidad de hacerlo. El robot es apto para deslizarse por pendientes pronunciadas y escabullirse bajo las rocas.

El robot tiene el tamaño de la palma de la mano de una persona adulta y están diseñados para acoplarse a los vehículos exploradores de mayores tamaños.

NASA-puffer-robot-designboom-03-21-2017-818-006-818x597.jpg

El cuerpo o estructura de Puffer se inspiró en la papiroflexia mejor conocida como origami e imita el movimiento de pequeños animales o insectos. Consiste en un circuito impreso que sustituye el papel común, tal como los que se encuentran en los teléfonos inteligentes lo cual resulta extremadamente liviano y flexible. Las ruedas fueron impresas en 3D y se pueden doblar sobre el cuerpo del robot permitiendo el arrastre.

Por el momento su control es de forma remota utilizando bluetooth, también tiene incorporado un panel solar. En el futuro, se pretende diseñar el robot de forma autónoma, permitiendo un escuadrón completo de robots conduciendo una exploración científica.






Erick Méndez